Archives du mot-clé Marta Montes

MIEDO Fanzine n°13, avril-mai 2016 (Chili)

Avis aux collectionneurs de presse cinoche indé, le fanzine chilien MIEDO vient de sortir son treizième opus, et ça cause de ce qui nous concerne. Voilà, de Jess Franco, tout à fait ! Plus sérieusement, nous vous invitons à vous rendre rapidos sur la page Facebook de MIEDO Fanzine afin de commander le nouveau né (ainsi que les précédents opus encore disponibles), car le tirage est pour l’instant limité à 100 exemplaires. De plus, le ‘zine de nos camarades chiliens ne coûte que 1.000 pesos, soit 1,28 euros sans les frais de port ! En gros pour 10 sacs t’as la collec’ et tu révises ta géographie, ton espagnol ET ton cinéma d’exploitation. Forcément, dans ces conditions on dit, heu… Comment on dit « Banco! » en espagnol déjà ?

Fanzine-Miedo13

Au programme de ce numéro 13, la saga « Vendredi 13 », certes, mais aussi Frederick R. Friedel, réalisateur-acteur-producteur-scénariste totalement underground des non moins underground « AXE » (1974) et « Date with a Kidnapper » (1976); deux titres édités un temps par Something Weird Video. Aussi la première partie d’une filmo Jess Franco, le classique « Carnival of Souls » et plein d’autres choses, mais surtout un dossier qu’il semble urgent de découvrir sur Carlos Hugo Christensen, réalisateur argentin ultra-prolifique, considéré comme l’un des pionniers de l’industrie cinématographique d’Amérique latine dans le domaine de l’érotisme ! Et puis Laura Gemser par Marta Montes, off course. En ce moment elle est partout Laura Gemser, partout !

MIEDO Fanzine : https://www.facebook.com/Miedofanzine/timeline

Publicités

« Laura alrededor de La Moda » por Marta Montes

131Desde hace (bastantes) años, la moda gira en torno a sí misma y los diseñadores miran constantemente al pasado como fuente de inspiración. Es un ciclo vital. Como si estuviéramos atrapados en el tiempo. En todos los tiempos.

En algunos escaparates he llegado a ver convivir unos pantalones de campana de los setenta, un vestido de los cincuenta y una minifalda de los sesenta.¡Y todo bien!
No sería justo hablar de falta de imaginación ni escasez de ideas. La moda es un reflejo del momento que se vive, y en los tiempos que corren , donde el miedo general a destacar, donde la complacencia y lo políticamente correcto están a la orden del día, la mayoría de los diseños carecen de rabia, valentía e intención.

635
« La moda es un reflejo del momento que se vive »

Esta temporada 2015 parece que toca (una vez más), revisitar los gloriosos años setenta. Claramente unos setenta acordes al siglo XXI, y a las necesidades de la gente joven (y no tan joven) de ahora mismo.

Todo ha cambiado.

Pero ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? Pues no. Siempre hay errores. Los setenta fueron arriesgados. Fueron valientes.

« Siempre hay errores. Los setenta fueron arriesgados. »

Cualquiera que ahora se vista un viernes por la noche al más puro estilo Studio 54 para tomarse un gin tonic con los amigos, va a ser tachado de hortera, o de macarra. Hubo un momento en los setenta en que las medias tintas no valían. Ahora las medias tintas son lo que vale. No tengo intención de hacer una tesis sobre la moda en esta década, entre otras cosas porque diez años dan mucho de sí y hay mucha, mucha variedad. Los setenta son más que una campana o un peinado afro.

Quisiera, no obstante, dar un consejo a los diseñadores que aún tengan solo el boceto de su próxima y setentera colección.

Que vean « Emanuelle en América ».

Emanuelle en América es una experiencia única. En los poco más de noventa minutos de metraje el espectador puede deleitarse con una especie de declaración de principios estéticos de la época.

¿Serie B? Ni hablar.

Exteriores de escándalo, fotografía y dirección artística exquisitas. Una magnifica banda sonora de Nico Fidenco. Todo está donde tiene que estar y como tiene que estar.
Y, además , vamos a ser testigos de un auténtico desfile de moda.
Resulta curioso que tratándose de películas de « destape » (un destape fundamental, por no decir totalmente femenino) el caramelo de lo sensual se sirva en el mejor de los envoltorios…

LAURA GEMSER

Lib19770401
« Se integra en una ropa que parece hecha a su medida siempre »

Laura es la percha soñada por todos los diseñadores. O debería serlo.
En su cuerpo fibroso, pero con curvas, sin un gramo de grasa, hasta los estilismos más extremos son el paradigma de elegancia.
En los setenta del 2015 Laura debería de ser la eterna inspiración. Ella no es vulgar , no puede serlo. Laura es cool.

Cuando la Gemser se desnuda es como si siguiera vestida, y cuando va vestida, parece desnuda. Se integra en una ropa que parece hecha a su medida siempre.

En sus escenas eróticas, ella nunca es soez. Debido a sus orígenes, y a su condición de modelo, hay siempre una dosis de naturalidad, que la hace empatizar con la espectadora femenina . Esa espectadora la admira. Por su libertad sexual y deshinibición (solo su elegancia y estilo pueden convertir en icono universal un personaje « libertino » como el de Emanuelle Negra).

La trama de la película viene a demostrarnos además que Laura-Emanuelle utiliza esa desnihibicion en pos de ser salvadora de unas mujeres sometidas. ¡Es nuestra heroína!

Exótica, maravillosa. Su estructura ósea, su tono de piel (Laura apenas necesita maquillaje,) su tipo de cabello…la convierten en una rara avis en un momento de curva rotunda.

bianca-jagger-glamour-mag
Bianca Jagger

Sin embargo no es un personaje andrógino. Desde el primer momento de la película en que la vemos caminar con soltura en medio de la urbe, anticipándose a los yupies de los noventa, con un traje digno de Tony Manero, el traje soñado por Bianca Jagger, Laura se apunta al estilo dandy, al traje sastre, al estilo « gentleman » de la época, pero lo hace para resultar a nuestros ojos más femenina aún.

Debajo de la chaqueta ella no lleva una camisa, directamente lleva el chaleco interior,y nos muestra sus brazos perfectamente esculpidos. Laura-Emanuelle se ha marcado un tanto, y aunque se encuentra fotografiando a unas modelos desnudas, el espectador solo la mira a ella.

« Una declaración de principios estéticos de la época »

Es imposible llevar la cuenta de las veces que nuestra chica cambia de ropa…De pronto la vemos con un total denim look (que se diría ahora) ultrafunk, como una heroína blaxploitation (Emanuelle en América es, de la saga, la que más emparenta con ese género), pero ella no es Pam Grier, ella juega otras bazas.

En varios momentos del metraje vemos a Laura vestida de blanco, ganchillo, vainica, crochet, camisas de seda vaporosa y puño fruncido (muy herencia de los sesenta en su lado más « british »). En su piel el blanco es el color perfecto. Podríamos imaginar a Laura en Ibiza, en pleno esplendor del « ad lib » cuyo lema era « viste como quieras pero con gusto ».

Laura viste como quiere y en algún momento la vemos atreverse con mezclas imposibles como una visera de plástico y un pañuelo anudado al cabello, un pantalón pata de elefante blanco (una vez más ese color) una camisa de seda, bastante amplia y con mucho vuelo con rayas verticales en blanco y negro, a lo que suma un ancho cinturón rojo…Solo ella puede salir airosa. Además para demostrarnos que es una todo terreno de la Moda, varias escenas más tarde, le vemos lucir el vestido que llevaba anteriormente su partenaire femenina (con la que ha compartido un momento de intimidad); un sencillo vestido en tonos azules con costura vista en blanco. Pero… ¿Saldría airosa la partenaire, si el inetrcambio hubiera sido a la inversa…? ¿Sería capaz de lucir ese look extremo con el garbo innato de nuestra chica?

wardrobe

En momentos íntimos Laura no necesita de lencería fina, le vale un cómodo kimono de seda, amplio. Ella es capaz de desnudarse con una caída de parpados, no le hace falta demasiada parafernalia.

Los vestidos largos son la baza que juega la Gemser en las fiestas…Desde un vestido de tirantes en tono amarillo extremo con el que solo ella (una vez más ) puede atreverse desafiando cualquier superstición, vestidos con manga francesa, en un rollo « boho chic » o un sencillo vestido negro ceñido con cuello halter, al que un collar en estilo « étnico » convierte en el más sofisticado de los estilismos.

black_emanuelle
« El estilo « étnico » es la baza más fuerte de la actriz »

El estilo « étnico » es la baza más fuerte de la actriz. Por su nacionalidad indonesia, Laura lleva lo tiki al territorio de la alta costura, convirtiendo una diadema de flores en un complemento de lo más distinguido. En los setenta, el furor de lo tiki había menguado bastante, se produce una especie de fusión de etnias no definidas que generan un estilo « tribal » que se integra perfectamente en la urbe.

Laura luce lo tribal con soltura en ambientes urbanos, pero en ambientes exóticos se siente como en casa. Un simple kaftan puede parecer el más sensual de los bañadores si es ella quien lo lleva.

06
« El estilo de hacer cine de su mentor D’Amato forma parte de un momento glorioso de la moda »

La carrera de Laura Gemser se concentra- desgraciadamente- en muy pocos años. El estilo de hacer cine de su mentor D’Amato forma parte de un momento glorioso de la moda. De todas las pelis del señor Massaccesi , son las de la saga Emanuelle las más representativas de un estilo artístico particular y las que mejor reflejan la estética de la época. Y eso sin duda, se debe al carisma de su protagonista femenina.

Laura Gemser es una eterna inspiración y me alegra ver su esencia y su aura en algunos desfiles de esta temporada.

No resulta difícil imaginarla como representacion de cualquier década, (cual Lauren Bacall) pero tuvo la suerte, como todas las grandes musas, de aparecer en el lugar y en el momento adecuado

¡Laura eterna!

© Marta Montes Oct.2015


Lire la suite « Laura alrededor de La Moda » por Marta Montes